jueves, abril 24, 2008

Zero amanecer

Otro dia mas, lo dejado ayer, ocurrio realmente sin ataduras, el problema ocurrio en la mañana.
Con la cara pesada solo pensaba en verla o hablarle tan solo unos segundos, algun viso de su existir era tan necesario como el sueño que no he podido conciliar y que por estos dias significaba el castigo mas metalico y hermetico del que podria ser victima; algunas palabras al infinito no tan eficacez me enbalsamaron en un viaje sin fin y directo al precipicio de la tierra, que en su fractura seria la circunstancia mas indiferente en la que podria estar envuelto; un duchaso que no colmo la necesidad de sentir integrando todos los matices que la existencia puede ofrecer, culmino en la busqueda de alguna sensacion que pudiese ser fehaciente de estabilidad; algo confuso, mi corazon solo queria volver a verla, sentirla y hasta amarla, pero otra parte del mismo solo queria amarla mas.
un paso mas, alguna razon, algun motivo para dejar de buscarla; no lo hay, solo es usted.

No hay comentarios.: